sábado, 21 de diciembre de 2013

5 ERRORES MÁS A EVITAR EN TUS FINANZAS PERSONALES




Hay muchas costumbres y filosofías de vida que salen caras. Algunas en poco tiempo, otras son tan insignificantes en el día a día que nos damos cuenta del error cuando llega el momento de nuestro retiro. Cada día encuentro más personas retiradas llegando a lo que llamo la "pobreza senil". Aquí dejo el segundo listado de los errores que podemos evitar y cómo evitarlos.

No salir de la zona de confort: Algunas personas encuentran un punto en sus vidas que lo consideran cómodo y salir de él podría significar un riesgo enorme. Muchas veces toman la decisión de no sacar un pie de la zona para no poner en peligro lo logrado. Lo malo es que llega un momento en que los costos crecen más rápido que los ingresos. Nuestra edad va avanzando y se nos hace más difícil extender nuestra zona. De la misma forma comenzamos a ser una carga para una empresa que requiere de personas dinámicas para afrontar tiempos cambiantes. Mi recomendación es que extienda su zona de confort aprendiendo algo más y adaptándose a lo nuevo.

Gastar más de lo que ganamos: La ecuación es simple y las consecuencias conocidas. Sin embargo, es una constante de nuestros tiempos. He llamado "el porciento" a la costumbre de gasto que desarrollamos. Algunos gastan menos de lo que reciben, otros gastan todo lo que reciben y una gran parte gasta más de lo que recibe. La solución no es reponer el déficit con un préstamo, si no comenzar a gastar menos. Le aseguro que usted puede vivir igual con el 90% de lo que gana que con el 110%.

Echarle la culpa a otros: Cuando los demás tienen la culpa de nuestra "mala suerte" nunca podremos influir en cambiar nuestra "suerte". La realidad es que podemos tomar nuestro destino en las manos. Si nos hacemos parte del problema seremos parte de la solución. La llamada suerte llega cuando hacemos las cosas como debe ser. Busque lo que está provocando su "mala suerte" y cambie su accionar.

Poseer en vez de ser: Lo que compramos no es lo que somos. Cuando confundimos estos términos compramos cosas para que los demás tengan una creencia de nosotros. Nos fijamos en lo que tienen los otros y gastamos más para sentirnos a la altura. Salimos de compras o hacemos viajes con dinero que no nos hemos ganado ni le hemos sacado la proporción del ahorro y la inversión. Recomiendo pensar bien en lo que queremos ser y no tratar de medir a los demás por lo que muestran. Cuando alguien no me acepta por lo que llevo puesto o por el vehículo que tengo ya sé que no merece mi amistad.

No aprender algo nuevo: El avance económico se da a través de conocimiento y habilidades. Parar de capacitarse es cavar nuestra propia tumba financiera. Hoy es muy fácil conseguir informaciones valiosas. Videos, audios, escritos, libros, charlas, seminarios, etc. Algunas son de acceso gratuito, otras vale la pena la inversión. No piense en un diploma para su currículo, cerciórese de adquirir conocimientos que le sean de utilidad.
En mi libro Alcanza la Cumbre trato el tema de cómo alcanzar éxitos comparando mi subida al Pico Duarte con la obtención de cualquier resultado que desee.

FRASE DE LA SEMANA
"Para construir un buen futuro financiero hace falta más que dinero una filosofía de vida."
Diego A. Sosa
Coach, Escritor, Consultor y Conferencista


1 comentario:

Judy Bermudez dijo...

Interesantes y certeros los puntos que aquí presentas. Llevar con disciplina una buena serie de hábitos puede hacer maravillas en nuestras finanzas. Muy bueno tu post, gracias por compartir.

Yo me crucé con esta otra excelente y aplicable -fórmula- para alcanzar esa libertad financiera que todos deseamos.