martes, 15 de diciembre de 2015

HARÉ DE ESTE UN DÍA MEJOR






Los tiempos de Pascuas tienden a ser muy variados. Muchas emociones productivas llegan solas (por causa de reuniones con seres que apreciamos o por contagio de personas que andan de buenas). Por otro lado, la prisa del día a día se acelera y por lo general las horas de trabajo tienden a ser de más apuro.
Si quieres puedes hacer esto cada día que desees, no solo hoy.
Mi libro-agenda Tiempo de Vivir te da una tarea como esta para que la hagas diariamente o cada vez que quieras optimizar tu calidad de vida… te lo recomiendo, ya sea para ti o para regalar en esta época a alguien que aprecies.


FRASE DE LA SEMANA
“Si de mí depende que cada uno de mis días sean mejores; manos a la obra”
Coach, Consultor, Conferencista y Escritor



Feliz Semana,
  
www. DiegoSosa.info


ESPECIAL EN LA REP. DOMINICANA
(hasta el 20.12.2015) Solo en el Sistema de Entrega a Domicilio
Enviando un correo-e a ventas@DiegoSosa.info
Tiempo de Vivir  RD$ 400. Un libro de tareas para lograr cada día un nuevo conocimiento que nos lleva a lograr una vida con la calidad que queremos vivirla. Manejo del tiempo, manejo de las emociones, manejo de las relaciones, la salud y nuestro cuerpo y el manejo de las finanzas personales son las 5 áreas que se turnan día a día para hacernos construir una vida equilibrada y de calidad. Es un tipo de agenda perpetua que puede iniciar el día que decida construir la obra de arte que quiere como vida.
www. diegososa.info/librosRD


ESPECIAL DE NAVIDAD en nuestro sistema de entregas a domicilio:


Adquiere 5 libros y solo pagas 4 (de cualquiera de mi colección): Informaciones en http://diegososa.info/LibrosRD/ 

sábado, 12 de diciembre de 2015

¿CÓMO AHORRO GANANDO RD$10 000?

Escuché por los audífonos una señora reclamarme en el programa radial Mujeres al Borde. La pregunta es muy válida y la preocupación es demasiado importante para no tenerla. La siguiente llamada tenía la misma tesitura: Tengo la misma situación de la señora que llamó anteriormente; Dígame cómo hago para ahorrar ganando RD$ 12 000.
Mi respuesta a ambas era la misma que le doy al que gana cien mil o sólo veintitrés mil pesos. El método es idéntico. Le hice una pregunta a la segunda participante: “Si la anterior oyente ganara lo mismo que usted, ¿cree que ahorraría parte de los dos mil pesos más que usted gana?”
La realidad es que no lo ahorraría, al igual que lo haría la segunda si consiguiera cinco mil más. Conozco personas que ganan veinte veces más que ellas y no ahorran… todo lo contrario, deben todo lo que se ganarán en el resto de sus vidas. Ahorrar no es una cuestión de volumen de ingresos, sino de filosofía de vida.
Cuando a un niño se le entrega su primera mesada o recibe un regalo en efectivo, sus necesidades no son tales que tiene que gastar todo el dinero que tiene a su disposición… pero la mayoría lo gasta. Cuando ese niño reciba su primer salario también lo gastará. Al poco tiempo no le alcanzará y con un aumento salarial hará lo propio, endeudarse será el siguiente paso.
Los pobres en mi país son las personas que más dinero usan sin consumirlo. Los juegos de azar, las apuestas, las fiestas, maratones de alcohol, los préstamos informales, etc. No todos lo pueden hacer, pero es mucho el dinero que se destina a dichos malos hábitos.
El modernismo vino a demostrar la capacidad de ahorro que tenemos no importando lo que ganemos. Los teléfonos son una muestra fehaciente. El dinero que las personas gastan en tener comunicación me impresiona. Desde las llamadas cobradas por minuto, hasta los planes mensuales… sin olvidar el precio de los aparatos. Una cosa es la necesidad y otra lo que ya sabemos que significa tener la moda al alcance de la vista de los demás y el desperdicio de minutos.
Siempre podemos restringir un poco la vida, pero le aseguro que ése no es el camino para ahorrar. A veces creemos que dejando de gastar en algo estamos ahorrando… si no lo convertimos en capital no hemos ahorrado, sólo lo asignaremos a otro renglón. Me dirá que también era urgente, y le diré que sí… pero lo cortés no quita lo valiente.
Ahorrar sin un motivo es la filosofía de vida que nos saca de la pobreza, como explico en mi libro Arco Iris Financiero. Muchos sólo le asignan el nombre de ahorro al reunir una cantidad de dinero para luego hacer una compra. El ahorro verdadero es al que llamo metahorro, aquel que construye el futuro. Cuando quiera comprar una vivienda o comenzar un negocito utilizará ese dinero para hacerlo crecer. Es dinero que producirá dinero.
Por todos es sabido que el truco de ahorrar es sacarlo de lo que entra, lo que llamamos pagarse a uno primero. No importa que tenga deudas, páguese. Si después de un tiempo reunió algo y aún tiene deudas, entonces se lo abona… lo primordial es que construya el hábito sabio de guardar una parte de lo que entra. Le aseguro que se sorprenderá cuando llegue el final del mes y vea que no redujo su calidad de vida.


FRASE DE LA SEMANA
“Cada fortuna inicia con la primera moneda ahorrada que luego es invertida”
Diego A. Sosa

Consultor, Coach, Conferencista y Escritor

viernes, 11 de diciembre de 2015

EQUILIBRIO ENTRE TRABAJO Y FAMILIA (II) (Audio)

Lograr el equilibrio en la vida es mucho más importante de la importancia que casi todos le damos. Aquí algunas herramientas más que que sigas en el mejor de los caminos...

lunes, 7 de diciembre de 2015

FILTROS DE COMUNICACIÓN


El cerebro humano es muy complejo, los mensajes que recibe los decodifica de inmediato y los traduce. Dependiendo de los filtros que cada uno porte puede llevarlo de un descubrimiento de una verdad oculta hasta una aceptación de un mensaje demasiado bien codificado. Cuando dominamos la retórica y conocemos nuestros filtros, conseguiremos convencer a los demás y tomar decisiones propias sobre las informaciones que nos presentan los demás.
Algunos filtros son:
Experiencias: No es lo mismo escuchar de una acción por primera vez que haberla vivido. Hace unos días una señora denunció que le vendieron un lingote de oro falso. Podemos estar seguros de que ni a esa señora ni a nadie de su familia le podrán vender oro nuevamente… quizá puede ser verdadero, pero la experiencia vivida no le dejará aceptar las mejores de las argumentaciones.
Conocimientos: El que sabe lo que cuesta un lingote de oro y lo difícil que es hacerse o vender uno, seguro que no aceptará argumentos de los pillos mencionados anteriormente. De la misma forma, cualquier materia que dominemos nos dará municiones para rebatir en una discusión al respecto. Hoy tenemos muchos especialistas de internet que lo saben todo, lo que también impide que se hagan diálogos que aporten ya que cada uno tiene su convencimiento, aunque muchas veces las fuentes no son las más profesionales, contienen errores, o son versiones… cuando no es que se han malinterpretado.
Momento emocional: Una persona pasando por un momento de tristeza no es lo mismo en una conversación que una que está perdidamente enamorada. Una tiene hormonas depresivas corriendo por su sistema y la otra está dominada por las de la felicidad. La tristeza no deja que los argumentos lleguen, mientras el otro lo acepta todo.
Capacidad de discernimiento: Las personas que utilizan el raciocinio por encima de las emociones le dan más peso a los factos que a los argumentos. Toman las informaciones y le quitan todo lo que pueda hacer ruido. Tratar de convencerlas con argumentos y repeticiones las lleva a desconfiar de lo que se las intenta convencer.
Autoridad: Cuando alguien es presentado como un experto en un área y sus palabras nos convencen de que lo puede ser, le entregamos la autoridad y le creemos con más facilidad. Sus argumentos son recibidos con menos obstáculos y no serán filtrados con rigurosidad.
Para vencer cada tipo de filtro debemos utilizar diferentes técnicas de retórica. En mi libro; Ventas-Negociación, Retórica-Oratoria y Lenguaje del Cuerpo encuentra mi método por extenso del uso del convencimiento a través de la palabra hablada y escrita. Debemos conseguir con cada interlocutor que sus filtros trabajen a nuestro favor.

FRASE DE LA SEMANA
“Para convencer a otro, antes de argumentar tengo que conocer mucho de él”
Diego A. Sosa
Coach, Escritor, Consultor y Conferencista


sábado, 5 de diciembre de 2015

SI NO AHORRÓ, NO SOBRÓ

Uno de los comportamientos más arraigados en el tema de las finanzas personales es la idea de ahorrar de lo que sobra. Lamentablemente, el dinero que no se guarda es moneda que se desvanece sin uno saber en qué. Yo digo que considere el ahorro un gasto obligatorio y no le será difícil ponerlo aparte.
¿Ya salió con dinero en el bolsillo y dijo: Solo voy a gastar lo que llevo? La realidad es que si llevaba más, también lo gastaba; ¿y si hubiese llevado menos? Le aseguro que si sale con la misma determinación tampoco hubiese gastado más de lo que llevó.
El problema es que así también manejamos nuestro presupuesto familiar. Recibimos el salario o nos hacen un pago... comenzamos a gastar de acuerdo a lo que va quedando en la cuenta. ¿Se ha dado cuenta que los primeros días después de cobrar gastamos más?
Siempre digo que usamos el salario como la pasta dental: En los primeros días, el tubo parece vaciarse con tanta rapidez que pronto aparenta no quedar nada. Comenzamos a apretar desde abajo con tanta decisión de conseguir la última gota que nos sorprendemos cuánto rinde el poquito que quedaba. No es que llega Jesucristo y la multiplica, es que comenzamos a utilizar la cantidad realmente necesaria, sin desperdicios.
A través de publicidad nos han hipnotizado, nos muestran cómo hay que usar mucha pasta dental, la que va a caer casi siempre al lavamanos apenas comenzamos el cepillado. Cepillos repletos del producto se ven preciosos en la pantalla y sin darnos cuenta así lo hacemos en nuestro cuarto de aseo. La verdad la conocemos cuando el tubo está casi vacío, un poquito sobre el cepillo nos sirve para una gran limpieza bucal.
Lo mismo nos pasa con lo que tenemos en la cuenta. Hemos tomado el dogma de que una gran vida es gastar el dinero... fíjese, no es en qué lo gastamos, es gastarlo. Salir a comer, comprar chucherías, brindar, etc. Lo más importante es mostrar que hay abundancia, que no estamos en escasez. La verdad llega el día que se daña el vehículo, se enferma un hijo, o cualquier otro gasto que llega inadvertidamente. Como nos gastamos el dinero al recibirlo, no tenemos para lo que llamamos un imprevisto, que en realidad era totalmente previsible. El dinero que debió estar disponible le hubiese evitado tener que tomar prestado. O sea, la persona se comió, bebió, jugó, brindó, etc., la medicina del hijo.
Al siguiente mes tendremos que sacar parte de lo recibido para pagar los intereses del “imprevisto”. ¿Tiene capacidad de sacar parte de su dinero para pagar esos intereses? Claro que sí. ¿Ve que su capacidad de ahorro estaba? Lo único que prefirió gastar sin pensar, antes que prever conscientemente.
¿De dónde sale el dinero de pagar la cuota del préstamo? De los desperdicios; de esos que tenemos si somos indisciplinados, de los que pensamos que aumentan nuestra calidad de vida, de los que no nos damos cuenta... de los que en realidad nos quitan la posibilidad de aumentar nuestra calidad de vida cuando nos evitan pagar intereses por utilizar el dinero de otros, ya sea para resolver un problema o para hacer un buen negocio.
Como explico en mi libro Arco Iris Financiero, hoy hay mucha facilidad para quitar el dinero se su vista desde que entra. Haga una transferencia automática programada a una cuenta que usted no tenga tan a la vista.

FRASE DE LA SEMANA
“El dinero sobra cuándo lo ponemos fuera de nuestro alcance”
Diego A. Sosa
Conferencista, Consultor, Coach y Escritor


viernes, 4 de diciembre de 2015

miércoles, 2 de diciembre de 2015

HÁBITOS FINANCIEROS DE SOLTEROS EXITOSOS (Video)



  • ¿Por qué un soltero gasta en unas cosas y en otras no?
  • ¿Cómo conseguir que parte del ingrese se convierta en capital?
  • ¿Para qué necesita un soltero un capital?
  • ¿Con qué iniciaría alguien un negocio?
Muchas respuestas en esta entrevista...


lunes, 30 de noviembre de 2015

"DE AQUELLOS POLVOS VIENEN ESTOS LODOS"


Este viejo refrán me lleva a analizar cómo vivimos quejándonos de lo que pudimos ver con tiempo en qué se convertiría. Y más importante aún, cómo vamos a actuar con los polvos que podemos ver hoy y sabiendo que si les llueve serán lodazales difíciles de pasar.
Vivimos en una prisa constante, en un inmediatismo extremo en vivir el hoy y quejarnos de él; quisiera que bajemos un poco la marcha y nos demos cuenta de cuántas cosas están en nuestras manos ahora para lograr un futuro mejor.
Las empresas están obligando a sus colaboradores a que se olviden de construir el futuro de la misma porque lo importante son los números del cierre del mes que están viviendo. En esta prisa ponen prioridad en el número del mes en curso y le quitan la esencia al negocio: cubrir necesidades al cliente. Muchos se concentran en 'crear necesidades' al cliente sin pensar que luego éste no querrá entrar en su tienda u oficina, ni querrá verle cerca de la suya. Le venden cosas que no cubren sus necesidades reales en el orden de prioridad que deben. El mejor ejemplo de esto es el recién pasado viernes negro, donde la mayoría de lo que se compra es por emoción y no con una decisión racional. Las personas compran cosas porque están en rebajas de poco tiempo y hasta toman dinero prestado, sin ver que otras necesidades prioritarias no están cubiertas Cuando no puedan pagar o no consigan cubrir otras necesidades primordiales podrán decir de cuál polvo viene el lodo que los atolla.
En el área personal lo vemos a diario, desde la crianza, pasando por nuestra salud y llegando hasta nuestras finanzas. Cuando aceptamos comportamientos de nuestros hijos o no le ponemos la atención necesaria, sabremos de dónde sale el lodo. Cada paso dado tiene consecuencias, pero cada paso que no damos tendrá mayores repercusiones. La relación de pareja es típica para tomar en cuenta con respecto a nuestro refrán de hoy; vemos cosas que están pasando y no tomamos acción, o ni siquiera nos fijamos en lo que está pasando por vivir el día a día sin disponernos a forjar el futuro.
La idea es que reconozcamos qué pasará si dejamos que el polvo se acumule en un lugar donde seguro lloverá, sabiendo que el agua lo convertirá en lodo. Muchas cosas se pueden evitar o corregir a tiempo. Comportamientos de los hijos por falta de vínculos emocionales, por llamar la atención ya que se sienten desatendidos, etc. Enfermedades que nos dan señales a tiempo, o que con simples chequeos preventivos pueden ser descubiertas prematuramente. Alejamiento de la pareja por motivos que pueden generarse en nosotros o en ellos, pero que con las acciones necesarias pueden evitar en el futuro una separación definitiva
Son muchos los lodazales que podemos evitar por ocuparnos de ellos cuando aún son polvos y los vemos. En mi libro Mi Binomio trato a profundidad los temas de la prevención, el manejo de los cambios y la toma de decisiones, entre otros;  herramientas ideales para crear el futuro de corto, mediano y largo plazo en el que quiere vivir.

FRASE DE LA SEMANA
Las señales vistas a tiempo son buenas; las acciones tomadas son mejores
Diego A. Sosa
Coach, Conferencista, Consultor y Escritor

sábado, 28 de noviembre de 2015

UN PLATO DE COMIDA POR UNA SONRISA

Siempre he dicho que elegir el trabajo que tengo me llevó a poder repartir y quedarme con más (conocimiento). De manera general, dar puede llevarnos a quedar con menos. Por otro lado, tener la posibilidad de repartir aquello que ya no nos cubrirá una necesidad es algo bueno, y si le cubre una necesidad a otro es más que grandioso.
Mi sobrina María Elena vio el año pasado con mucha tristeza cómo el día de Noche Buena mendigos buscaban en la basura. Más desvastada quedó al pensar cuánta comida nos sobra a los que podemos comprarla… y cuánta va a tener a la basura, lo que también sabían aquellos mendigos navideños que registraban entre los escombros para conseguir alimentos en un día que debería ser especial.
Siempre pensamos que somos pobres, no importa que estemos entre el cincuenta por ciento que más dinero ingresa de un país. La riqueza material es relativa. Conversaba con mi hermano al respecto y sacamos historias de muchos que dicen que viven peor… la realidad es que ya no pueden viajar fuera del país como antes, al último bautizo que le invitaron no pudieron llevar a toda la familia; a esto le llaman vivir peor y ser pobres.
En un mundo cada vez más individualista estamos comparándonos cada día más intensamente con los demás, pero no con todos, sino con los que están por encima en lo que nos gustaría lograr o tener. No pensamos en los que tienen menos… no deliberamos respecto a la gran mayoría.
Sentirse bien por lo logrado es fantástico. Sentir que ayudamos a los demás sin esperar nada a cambio es mejor aún. Y si ni siquiera necesitamos gastar me parece que a muchos le resultará que al final de cuentas da, pero se queda con más.
Mi sobrina tiene una iniciativa de que cambiemos “Un plato por una sonrisa” (puede encontrar más información es en las redes bajo el código #1x1). El día de Noche Buena sirva un plato y llévaselo a alguien que no conozca… la sonrisa que tendrá será mucho mayor recompensa que el dinero que alguien le pueda pagar por él.
Le reto a que lo haga, a que saque una foto de la persona con o sin sonrisa y que la ponga en su muro, retando a algunos amigos a que lo imiten, no por mostrar su buena voluntad, sino para que multipliquemos tan buena acción.
“Podemos llevar esto a cualquier día”, me dijo María Elena; “si comes en un restaurante y sobró comida, que no te dé vergüenza pedir que lo empaquen; lo llevas contigo y se lo das a un guardián o a otra persona… quizá no ha comido o con eso no tendrá que comprar o pedir alimentos.”
Las emociones que suelen llamar positivas (no me gusta llamarlas así por no considerar las otras negativas) se deben perseguir a cada momento posible. La felicidad, por ejemplo, no debemos pensar que es un fin, considero que es el camino a ella lo que debemos disfrutar. Esas emociones no las compramos con el dinero ganado, sino con nuestros actos hacia los demás.
Trabajamos para obtener el dinero que supuestamente nos dará la felicidad, pero en el camino solemos destruir todo lo que en el día a día nos la entrega sin pedirnos nada a cambio.

FRASE DE LA SEMANA

“Una semilla tiene el potencial de un bosque; una buena acción el de un mundo mejor”
Diego A. Sosa

Consultor, Conferencista, Coach y Escritor

lunes, 23 de noviembre de 2015

¿SON LAS REDES "SOCIALES"?

El fenómeno de las personas que andan con la cabeza para abajo, la “generación de los cabizbajos” como los ha definido mi madre, se ha hecho viral y cada día nos cambia más el comportamiento interpersonal. Las “redes sociales” se convierten en un producto adictivo ya de consumo masivo. Como cualquier adicción, el afectado no se da cuenta de su enfermedad y defiende su consumo a capa y espada.
El humano siempre ha sido una especie que anda en manadas. Pertenecer a alguna siempre fue importante, en ella se encuentra protección, reconocimiento, relación, pareja, etc. Por lo general, hemos hecho cosas hasta indecibles por ser aceptados en alguna manada que consideramos de nuestra conveniencia... Las madres lo conocen bien con sus hijos varones que se unen a grupos en los que ellas no quisieran que estuvieran.
Cada día más personas considerarán que no necesitan verse con otros de su especie para estar en una manada… para estar socialmente activas: ¿Es correcto este pensamiento?
El cerebro humano es muy complejo, los mensajes que recibe los decodifica de inmediato y los traduce. Dependiendo de los filtros que cada uno porte puede llevarlo a un descubrimiento de una verdad oculta, o a una aceptación de un mensaje demasiado bien codificado. Los filtros dependerán de experiencias, conocimientos, momento emocional y poder de discernimiento, entre otros. Una persona interesada emocionalmente en algo o alguien no verá razones, solo se interesará por conseguir el objetivo que tiene en la cabeza.
La gran mayoría de los mensajes que el humano recibió en los últimos millones de años venían codificados en tres partes: El lenguaje corporal, utilizado por millones de años y por tanto el más significativo, es por demás involuntario (contiene más del 50% del mensaje); el paraverbal, que son las entonaciones y la elección de las palabras, más reciente que el anterior, pero también muy antiguo (envuelve más del 35% del mensaje); y el lenguaje verbal, que son las palabras en sí (transporta menos del 10% del mensaje).
La comunicación es parte esencial de la socialización. Mientras más evolucionamos más posibilidades de comunicarnos vamos teniendo; la pregunta que nos debemos hacer es: ¿Nos estamos comunicando mejor? Sin una mejor comunicación tendremos un peor relacionamiento.
Como expliqué anteriormente, la comunicación verbal transporta menos del 10% del mensaje… ¿podemos realmente saber lo que debemos saber y sentir lo que deberíamos sentir en una relación que se base en letras?
Estamos cada día conectados a más personas, pero sólo por vía de las letras. Los que tenemos enfrente ya no son tan importantes, a tal punto que no vemos su lenguaje corporal porque lo que pasa en las redes nos desvía la vista de lo que la persona enfrente nos está expresando. Las entonaciones no son tan desmenuzadas y las palabras elegidas en una conversación real no suelen ser descifradas por la falta de atención que le ponemos.
Las “redes sociales”, yo prefiero llamarlas “Redes Virtuales”, tienen grandes aportes a la socialización; hacerse adictos a ellas traerá un cambio enorme a la comunicación. Atender clientes personalmente, negociar con ellos o con nuestros hijos, descubrir informaciones tapadas, etc., será cuestión para unos cuantos, los que sepan dejar de lado lo que pasa en el mundo y se concentren en su propio universo, el que tienen a su alrededor, cerca, pegadito… el único que verdaderamente (quizá solo por el momento) lo puede hacer feliz.
En mi libro Migomismo II trabajo a profundidad el tema de las relaciones, con la comunicación como una de sus piedras angulares. Y el lenguaje del cuerpo está trabajado en mi libro: Ventas-Negociación, Retórica-Oratoria y Lenguaje del Cuerpo.

FRASE DE LA SEMANA
“Lo que me ocultan las letras y la boca me lo dice el cuerpo”
Diego A. Sosa
Coach, Consultor, Conferencista y Escritor


sábado, 21 de noviembre de 2015

BAJANDO EL ESTRÉS

Cuando el cerebro reconoce una situación de peligro libera un coctel de hormonas que nos prepara para huir o pelear. Una de las hormonas más cotizadas en ese momento es el cortisol, no en vano se le ha llamado la hormona del estrés.
La vida ha cambiado con la evolución de la sociedad, pero nuestro cerebro sigue preparándonos para la situación huir/pelear. La famosa hormona corre por las venas y nos pone en atención constante. Ahora tenemos más escenarios que disparan el recorrido del cortisol y menos momentos de tranquilidad para recogerla. Anteriormente una situación de peligro duraba segundos, quizá minutos… hoy vivimos en atención permanente.
A continuación, algunos factores y mis recomendaciones:
El dinero: No conseguir suficiente dinero nos pone en alerta. El temor a perder el empleo o que el dinero no alcance para pagar la tarjeta de crédito o algún otro compromiso hace que la situación nos prepare para la batalla. Lo malo es que no tomamos la decisión de poner bajo control la situación. Si nuestro manejo con el dinero no nos ha llevado a una tranquilidad, entonces es el método lo que tenemos que cambiar. En mis coaching financieros veo como la gente vive estresada no importando el monto que ganen. La filosofía financiera es lo único que hará que el dinero no sea una causa de constante estrés… como detallo en mi libro Arco Iris Financiero.
Las relaciones interpersonales: Rodearnos de gente que nos causa estrés es una de las peores decisiones que podemos tomar. A menos que logremos desactivarnos, esas relaciones terminarán cambiándonos el humor y hasta nos pareceremos a ellos. Círculos de gente que sólo comparte problemas, pocas veces trae alegrías. Aquellos que ven problemas por todos lados, hasta en los buenos momentos encuentran puntos negativos o un futuro incierto. Algunos círculos son obligatorios, no elegimos a los compañeros de trabajo, estudio ni los familiares; lo importante es reducir el efecto que provocan en nosotros y evitarlos siempre que se pueda. Fomentemos y repitamos las relaciones que nos aportan. Grupos de personas que les gusta lo que nos gusta, los que saben cosas que nos gustaría saber, los que tienen conversaciones que nos gusta escuchar, etc. Es una pena que nos dejamos convencer de estar más en los grupos que comparten penas que en aquellos que nos generan alegrías.
No sentirnos en control: Tener miedo a no poder controlar la situación causa mucho estrés. Existen dos vertientes: La primera, ¿no podemos hacer nada? Es hora de esperar a que las cosas pasen, y si es posible, tener un plan de contingencia… no podremos parar un terremoto, entonces no debemos estresarnos por la posibilidad de que llegue. La segunda, ¿podemos hacer algo para estar en control? Entonces lo hacemos y no nos estresamos. Las personas controladoras sufren demasiado de estrés… pienso que se puede imaginar mi consejo para ellos.
La filosofía de vida errada: Casi todo nace de aquí, una filosofía de vida que nos pasea por un estrés constante: Nos preocupamos de cosas que nunca acontecerán; odiamos el trabajo que elegimos, hasta llegamos a odiar trabajar; no hacemos lo que nos divierte o nos gusta; le damos más importancia a conseguir algo que a disfrutar lo que ya tenemos; vivimos el futuro por adelantado; no disfrutamos cada día que nos regalan; no recordamos el pasado positivo; nos quejamos demasiado de lo que no podemos o estamos en disposición de cambiar; hacemos poco para cambiar lo que nos molesta; etc. En mi libro ¡Alcanza la Cumbre! detallo la filosofía de vida que llevo, buscando que cada quien decida hacer la suya, influenciando sólo con el hecho de tener la mía, no tratando de que sean como yo.

FRASE DE LA SEMANA
“Vivir sin estrés depende más de mí que de mi exterior”
Diego A. Sosa

Coach, Conferencista, Consultor y Escritor

martes, 17 de noviembre de 2015

10 PECADOS DEL TIEMPO

Cada vez tenemos menos tiempo y más tareas para realizar. Esta lista es una pequeña parte de las cosas que podemos mejorar nosotros mismos:



  1. Querer hacer demasiado al mismo tiempo: Por más que crean en el multitasking está científicamente demostrado que nuestro cerebro trabaja mejor cuando se concentra en una cosa a la vez. Claro que si tiene que esperar por algo puede adelantar otra tarea.
  2. No tener metas, prioridades ni plan del día: Salir a navegar sin rumbo nos llevará a algún lugar, pero al llegar nos preguntaremos si es a donde queríamos ir.
  3. Dejarse interrumpir/entretener por correo-e, redes sociales, chat del teléfono y compañeros: Cada vez existen más interrupciones y entretenciones. Trabaje en bloques, mire las cosas en un tiempo determinado. A los compañeros o los telefonemas, córtelos rápido y con diplomacia.
  4. Autocrear interrupciones: Cuando nos atrasamos, no cumplimos los plazos o cometemos errores estamos autocreando interrupciones. Concéntrese en una tarea por vez y cumpla los plazos.
  5. Participar en reuniones largas y sin importancia: Si usted las organiza sea concreto y breve. Si tiene que participar, trate de que no se salgan del tema. Si no es necesario, no participe o resuélvalo con una llamada.
  6. Tener el escritorio lleno de documentos: Es estresante y le quita de la vista cosas importantes. Se pierde mucho tiempo en el desorden. Tome un tiempo cada día y trabaje poco a poco lo que tiene encima de él. No priorice, accione.
  7. Posponer frecuentemente: Siempre hay disculpas posibles para posponer, la realidad es que la tarea sale del escritorio cuando la hacemos. No le huya, reúna los elementos necesarios y tome decisiones.
  8. No saber decir no: Me refiero a los casos que es posible. Mismo al superior se le puede negociar, sabiendo que quedará bien con las tareas que le ponga. A los amigos y familiares hay que saberles decir que no cuando es necesario… No es egoísmo, si lo aman no lo quieren ver estresado o ido a destiempo; lo quieren ver feliz.
  9. Querer ser perfecto: La perfección es enemiga de lo práctico. Muchas veces el resultado tardío no sirve de nada, mejor arriesgarse a que no sea perfecto, pero que sea.
  10. No ser disciplinado: En la disciplina está el éxito. Es necesario tener procesos y cumplirlos.

En mi libro: ¿No tienes tiempo? enseño el método completo para lograr el tiempo que necesita para lo que considera que hoy no lo tiene, logrando así una vida más equilibrada y con menos estrés.

FRASE DE LA SEMANA
“Si está en mí lograr más tiempo debo accionar para conseguirlo”
Diego A. Sosa

Coach, Consultor, Conferencista y Escritor

PENAHORRO Vs. METAHORRO


La palabra ahorrar tiene varias acepciones lingüísticas, lo que nos lleva a confundir lo que es asertivo financieramente hablando y lo que tiene un efecto importante en nuestro futuro financiero. Además está el ahorro de pagar menos por un bien, lo que mercadológicamente hablando es un éxito, pero para las finanzas personales suele ser un gran error.
Ahorrar al comprar: Un bien o servicio en especial no es directamente un ahorro financiero. Entramos a una tienda y vemos un descuento; lo compramos y salimos felices a cacarear cuánto nos ahorramos. La palabra está bien utilizada, pero para nuestras finanzas no siempre tiene sentido. ¿Necesitábamos en bien? ¿Teníamos planificado comprarlo? ¿Lo utilizaremos? Las preguntas nos pueden llevar a entender que hemos comprado cosas que no necesitábamos, no las teníamos planificadas y en pocas ocasiones las utilizamos. El ahorro del descuento no resultó provechoso para nuestras finanzas. Al comprar el objeto hemos asignado dinero que tenía otro destino más provechoso y necesario, simplemente por creer que estábamos ahorrando, dinero que pudimos ahorrar… la palabra nos confundió y nuestra realidad financiera sufrió.
Penahorro: Le llamo así al ahorro con destino de gasto. Según estudios realizados, la mayoría del ahorro es destinado a este tipo de fin. Las personas reúnen dinero, entre otras cosas, para: Comprar un vehículo, hacerse de enseres domésticos, salir de vacaciones y emergencias. Es un ahorro que tiene destino final: ser gastado en un bien o servicio; la vida útil de ese dinero tiene fecha de caducidad. Es una excelente forma de pagar menos por lo mismo, ya que si no hace el ahorro terminará pagando intereses por la adquisición, o quizá nunca la haga.
Metahorro: Las personas que ahorramos sin un destino determinado conseguimos hacer un capital que no tendrá vuelta atrás (a menos que se haga un mal negocio, lo que a todos nos puede pasar). Es un dinero que no tiene un fin determinado para usarse, no es un fondo de emergencias, es simplemente nuestro camino a la libertad financiera. Con el capital ahorrado iniciamos nuestra primera inversión, o sea, ponemos el dinero a crecer: Podemos obtener un instrumento financiero de renta fija, como un certificado financiero; luego podremos invertir en la bolsa de valores, quizá empezar con bonos de renta fija; tendremos la opción de invertir en otra moneda si no confiamos en la devaluación, etc. Todos los instrumentos de inversión y el método completo lo detallo en mi libro Arco Iris Financiero. Por otro lado, si creamos deudas lograremos salir de ellas usando ese dinero. De la misma forma, tendremos un capital para iniciar un negocio; de otra manera tendríamos que pedir prestado, buscar socios, arriesgar nuestro presente o dejar que la idea sea realizada por otro que sí tiene el capital. El metahorro es nuestro pasaporte a la libertad, es un dinero que hacemos crecer día a día, él nos pone dinero en el bolsillo sin tener que trabajar, lo que llamamos ingresos pasivos… lo que yo llamo gallinas de huevos de oro.
Siempre recomiendo tener cuentas diversas para los diferentes ahorros. Podría iniciar con dos, una para el ahorro con un fin determinado (penahorro), como un viaje, el inicial de un vehículo, la compra de un mueble del hogar, etc. Y otra para el ahorro perpetuo (metahorro), donde colocará una parte de sus ingresos y sólo lo utilizará para hacerlo crecer, incluyendo la compra de una vivienda.

FRASE DE LA SEMANA
“Ahorrar para gastar es un buen paso; ahorrar para generar dinero es el mejor de los pasos”
Diego A. Sosa

Consultor, Coach, Conferencista y Escritor

lunes, 14 de septiembre de 2015

MEJOR LO HAGO MAÑANA TEMPRANO (Audio)



"No dejes para mañana lo que quedes hacer hoy" dice un conocido refrán. ¿Por qué? ¿Es realmente efectivo? ¿Por qué tendemos a dejar las cosas para mañana? 
Muchas respuestas y un método efectivo y asertivo te muestro en mi audio de esta semana.

sábado, 12 de septiembre de 2015

COMPLEMENTOS PARA LA PENSIÓN

Hasta hace un tiempo muchos estados utilizaron para las pensiones de sus habitantes el sistema de repartición. Por ejemplo, en Alemania todos los trabajadores aportábamos un porcentaje de nuestro salario a un fondo común y con eso se pagaba a los ya pensionados. A cambio, al final de nuestra vida productiva recibiríamos un cierto porcentaje de nuestro último salario. Hoy ya no es así y es necesario prepararnos para ese momento.
Las cosas han cambiado; las personas viven más tiempo. Pensar que a principio del siglo XX la expectativa de vida en países con cierto avance económico sobre los demás era apenas 30 años. En los años 60´s pasó a ser 60 años. Hoy se espera que una persona viva más de noventa años.
Por otro lado, la cantidad de personas que entra a trabajar es menor que antes y los que se están retirando son cada vez más, por la pirámide etaria nos damos cuenta... las personas tienen cada vez menos hijos y tenemos cada vez más adultos mayores. Ser pensionado es hoy en día más frecuente, y se dura más tiempo cobrando como pensionado. Pero: ¿con cuánto me retiraré?
Los sistemas de pensiones obligatorios no están diseñados para que podamos retirarnos con una pensión que se acerque a lo que ganábamos, razón por la que recomiendo aportar más o tener otras fuentes de ingresos que complementen nuestra pensión.
Muchas veces tenemos miedo de colocar más dinero en una inversión a tan largo tiempo como un fondo de pensiones. Una buena alternativa es un seguro de retiro complementario.
Quiero llamar la atención de personas que no cotizan en el seguro obligatorio: El momento de disfrutar el retiro llegará, y como no nos obligaron, posiblemente no invertimos para construir el capital necesario para el retiro. Los profesionales independientes son muy dados a pasar por alto este momento tan importante de sus vidas. Sin ingresos pasivos, el retiro se hace imposible y se entra en el estado que he llamado ‘la pobreza senil’.
El mercado asegurador ha diseñado un producto para ofrecer a las personas un complemento ideal para su pensión de ley al momento que cese su vida laboral. Algunas características de este producto le pueden servir dependiendo de su situación o mentalidad de inversión:
–El monto de aporte es elección del asegurado y no tiene tope salarial
–Cubre Seguro de vida y renta familiar
–La edad de pensión es definida por el cliente, porque no tiene que esperar los 60 años ni las cotizaciones mínimas.
–Se pueden hacer retiros parciales y cancelar en cualquier momento, recibiendo los aportes más intereses.
–Puede disfrutar de los fondos sin cumplir la edad de retiro.
Como explico en mi libro Arco Iris Financiero, comprar gallinas es uno de los trucos más antiguos y el más eficiente para incrementar los ingresos... este producto es una gallina, o sea, nos pone dinero en el bolsillo. Una de las ventajas de este producto puede convertirse en una desventaja, la flexibilidad para sacar el dinero en cualquier momento requiere de autodisciplina para mantener el producto hasta el momento que fue planificado. El seguro de renta complementaria es una forma de hacer inversiones y a la vez proteger a la familia en caso de faltar el ingreso principal, llevando así a que los sueños que tenga para sus dependientes se cumplan a pesar de la familia no tener el ingreso del proveedor principal.

FRASE DE LA SEMANA
“Mientras más gane cuando deje de producir, mejor habré construido mi calidad de vida”
Diego A. Sosa
Coach, Consultor, Conferencista y Escritor

lunes, 7 de septiembre de 2015

ELIJA A QUIÉN LE DARÁ EL CONTROL DE SU DÍA

Para casi todos es claro que a uno mismo. Sin embargo, en la realidad no veo tanta gente que tiene el control de su día, mucho menos de sus vidas.
Encontrar el culpable de lo que me pase que no quisiera me hubiese pasado es más fácil y menos doloroso que tomar la responsabilidad de lo que estoy viviendo.
Ahora bien, si opto por echarle la culpa a otro le otorgo el poder sobre mi futuro. Decidir ser el responsable de lo que me pasará es optar por tener el control de lo que viviré… La mala noticia a la que siempre huimos, si sale mal la responsabilidad es mía, pero no me importa porque tengo el control de mi vida.
Si en la escuela no enseñan algo que quiero que mis hijos aprendan tomo las riendas y les enseño. Si no me gusta mi trabajo porque alguien me hace la vida imposible, cambio de actitud. Si tengo estrés, busco la forma de desconstruirlo… Los factores externos quizá no cambien, el único que puede cambiar soy yo. En mi libro ¡Alcanza la Cumbre! Detallo toda mi filosofía de cómo ser el protagonista de mi propia vida, con la ventaja de que siendo el ingeniero de ella puedo construirla a mi gusto.


FRASE DE LA SEMANA
“Si otros son los culpables de lo que me pasa sólo viviré mi vida de la manera que los otros quieren”

Coach, Consultor, Conferencista y Escritor

sábado, 5 de septiembre de 2015

SI NO HAY TRABAJO: ¿QUÉ HAGO? (II)



En la primera parte de este escrito trabajamos la parte de tomar decisiones diferentes cuando no funciona lo que hemos hecho. Lo primero fue saber que debemos subir nuestra inteligencia interpersonal; por lo regular, perdemos el trabajo o no conseguimos uno nuevo por nuestra capacidad de hacer empatía o tratar con personas. Aquí algo más y otras herramientas.
La inteligenciainterpersonal es la capacidad de tratar con los demás. Aceptar que no todos somos iguales es sumamente importante. Si tenemos hermanos nos damos cuenta que somos diferentes a pesar de tener genes casi idénticos, haber sido criados por los mismos padres y bajo el mismo techo, habiendo comido casi lo mismo, etc. Imaginemos las diferencias que tendremos con cada persona con que nos toque tratar… aceptar las diferencias es el primer paso.
Para conseguir lo que queremos con los demás, ya sea que haga una tarea, que nos compre, que nos acepte una propuesta, que termine un trabajo que necesitamos, que nos deje terminar uno que necesita, etc., tendremos que ponernos en sus zapatos y ver cuáles necesidades él tiene. Quizá unas amables palabras y un trato afable sean suficientes para lograr nuestro objetivo… pero siendo sinceros y auténticos. Todo al respecto está en mi libro Migomismo II – Su inteligencia interpersonal.
Las ventas y lanegociación son herramientas imprescindibles. Si quiere conseguir lo mejor de su trabajo necesitará vender sus ideas, quizá también productos o servicios. Negociar no es cuestión de querer ser un buen negociador, sino de tener las herramientas necesarias y ponerlas en ejecución. La gran ventaja de saber negociar y vender es que un vendedor no tiene razón para pasar hambre.
Vender no es tan difícil; hay cosas que no queremos hacer y están dentro del proceso de ventas. O decidimos tomarnos el trago que nos resulta amargo y  hacer el trabajo en búsqueda de la recompensa, que es nuestro objetivo; o encontramos alternativas. Por ejemplo, odio la adquisición en frío, mi alternativa es más mercadeo. Todo está en mi libro: Ventas, Negociación y Lenguaje del Cuerpo.
Aprender a vender nos da también la libertad de ganar dinero de otra manera. Hoy existen muchas empresas que buscan vendedores de tiempo libre. Ponen sus productos a las órdenes, ya sea por catálogo o por compra para revender. Lo importante es que sean productos que sepa que puede vender. Recordemos que la venta es buena cuando cubrimos necesidades, no cuando vendemos productos sólo con el objetivo de tener ganancias. El cliente debe recomendarnos.
Tenga cuidado con esos negocios de hacer dinero rápido. Por lo general, ninguno ha funcionado. Algunos puede ser que le den dinero, pero a costas de que otros pierdan. Tampoco son buenos los negocios que no involucran productos, por eso muchos engañadores se han dado a la tarea de disfrazar sus malhechores sistemas con supuestos productos de internet. Es cierto que se puede ganar dinero en la red con los anuncios, lo que es difícil de creer es que se hará millonario cliqueando en un anuncio.
Los sistemas de multinivel se han proliferado por sus grandes ventajas y, por otro lado, gracias a algunos que han dado muy buenos resultados. Unos tienen muchos años y cuentan con una gran cantidad de personas que viven de eso sin perjudicar a nadie, por el contrario, ofreciéndoles oportunidades de una vida de unión familiar, salud económica y crecimiento constante.
Resumen: Tome el control, aumente su inteligencia emocional y sepa vender.

FRASE DE LA SEMANA
“Si el dinero no viene a mí, me visto de acuerdo a la batalla y salgo a buscarlo”
Consultor, Coach, Conferencista y Escritor



SI NO HAY TRABAJO: ¿QUÉ HAGO? (I)



Cada día me encuentro más personas que han perdido sus fuentes de ingreso. Algunos tienen poco tiempo, otros están perdiendo las esperanzas. No tener ingresos no evita la erogación de dinero. Algunos pueden ser sustentados por la pareja o por familiares cercanos, otros se endeudan. Casi todos buscan trabajo incansablemente: ¿Están insistiendo en el camino correcto?
Veo que muchas personas cambian de trabajo; tengo amigos y clientes que buscan empleados para sus empresas, existen compañías que se dedican a la colocación de personal y que siempre están buscando personas… ¿qué pasa que hay tantos desempleados?
En muchos casos me doy cuenta que es una cuestión de actitud más que de aptitud, en otros es cuestión de expectativas, entre otras causas. Lo importante es que los que se quedan sin trabajo por mucho tiempo deben primero encontrar la razón por la que no están teniendo acceso a tantas vacantes que hay en el mercado. Le aseguro que la culpa no es siempre de los demás.
Cuando pregunto a mis clientes que buscan personas me dicen que hay mucha gente que no está preparada o que no tiene la disposición que ellos esperan. Como hay más personas buscando que puestos vacíos, la elección la hace la empresa.
Analicemos una situación específica: Una persona de edad promedio en un alto puesto que es dejado fuera de una empresa, sea cual sea la razón, tendrá grandes dificultades para conseguir algo igual o mejor que lo que tenía. Esos puestos son pocos y no es lo mismo cambiar de trabajo que buscar empleo siendo desempleado. No puedo poner todos los ejemplos posibles aquí, le pido que vea su situación o la de la persona que usted quiere ayudar a conseguir un empleo.
Quizá no sepamos la verdad de nuestra salida del trabajo anterior, tal vez tengamos una apreciable cantidad de empresas por la que hemos pasado… lo importante es hurgar bien en las razones por la que estamos desempleados. Esas razones son las que tengo que trabajar.
Si no me gustaban mis trabajos o jefes anteriores, entonces existe la posibilidad de que no me gusten los próximos… el problema puede estar en mi elección o en mi forma de llevarme con las personas. La buena noticia es que como el problema está en mí, yo puedo resolverlo.
En una de mis capacitaciones enseñamos a los evaluadores de personal de nuevo ingreso la lectura de su lenguaje noverbal y paraverbal. Les mostramos videos tomados de evaluaciones reales que hacemos y los capacitamos para descubrir, por ejemplo, cuando una persona está mintiendo o nos oculta la verdad, o sus señales de repudio a situaciones típicas o personas. Con preguntas que parecerían no tener relación con lo que es la evaluación, el profesional se da cuenta de nuestras capacidades interpersonales. Por eso una persona que no se lleva bien con sus semejantes, aquellos que llegan a ser hasta conflictivos, son filtrados sin enterarse por qué. La programación neurolingüística de la persona la delata.
En mi libro Migomismo II – Su Inteligencia Interpersonal trabajo a profundidad este tema. Le aseguro que la falta de estas habilidades es el primer escoyo que tienen las personas para obtener o mantenerse en un empleo.
Podría recomendarle que se convirtiera en un experto en ventas, pero siempre tendrá que tratar con personas… entonces, primero ponga en orden su filosofía de vida con relación a su trato con los demás.

FRASE DE LA SEMANA
“Cuando no logro lo que quiero; busco la razón para cambiar lo que no me deja conseguirlo”

Consultor, Coach, Conferencista y Escritor