sábado, 9 de noviembre de 2013

EL QUE AHORRA PAGA MENOS


Existen ahorros para diferentes motivos. El más importante es para crear el capital que nos generará ingresos pasivos para ser libres financieramente. Recomiendo también cuentas de ahorro temporarias: Para comprar algo, para un fondo de emergencia, para gastos no programables pero seguros, etc.
Si queremos comprar un bien, como un automóvil, por lo general decimos que no tenemos posibilidades de apartar dinero para reunir un buen inicial o el total. Luego de posponer por mucho tiempo nuestra compra buscamos un gran crédito y adquirimos el bien. Un mes más tarde llega la primera cuota del préstamo y nos damos cuenta que sí podíamos sacar parte de nuestros ingresos para hacer un ahorro preventivo.
Tenemos bienes que se deteriorarán y necesitarán ser reparados o sustituidos. Un refrigerador, pintura para la casa, etc. Como en el caso anterior, pensamos que no podemos hacer una previsión, pero al tomar un préstamo nos damos cuenta que sacar un monto mensual sí es posible.
La diversión tiene un lugar primordial en la calidad de vida. Las vacaciones o un fin de semana largo pueden ser ocasiones importantes para descansar del trabajo diario. El pago no se puede realizar con el ingreso de un mes. Tomar una oferta para pagar en cuotas puede ser una buena solución. Puede ser con un préstamo o con una pésima manera, pagar con tarjeta de crédito sin saber cómo la saldaremos.
Las emergencias llegarán, tarde o temprano, pero llegarán. Una enfermedad puede sacarnos de presupuesto no importa lo poco gastadores que seamos. Muchas emergencias se pueden prever con una buena cobertura de seguro, otras con un ahorro planificado, o sea, con un fondo de emergencias.
Los gastos a futuro son también depredadores de las finanzas de los que no se planifican a tiempo. La universidad de los hijos, la boda de la hija, etc. Sabemos que existirán, si no los planificamos tendremos que tomar un préstamo o desistir de nuestro sueño.
La libertad financiera se logra comprando gallinas a tiempo, como explico en mi libro Arco Iris Financiero. Las gallinas pondrán huevos en su cuenta de huevos de oro y un día sus ingresos pasivos serán suficientes para vivir de ellos sin tener que trabajar por necesidad.
Cuando tenemos dinero para comprar de contado podemos conseguir descuentos. Cuando compramos en cuotas los descuentos no aplican y terminamos pagando más por no haber planificado. Si compramos con un préstamo, los pagos mensuales incluirán intereses y tampoco conseguiremos descuentos. Si pagamos con tarjeta de crédito sin saber cómo la pagaremos los intereses generados se harán cargo de gran parte de nuestros ingresos.
Habitualmente las deudas inician con este sistema y terminan de muy mala manera, llevándose gran parte de los ingresos del endeudado. Los bienes y servicios adquiridos con dinero que no nos habíamos ganado pasan a costar una inmensidad. He visto cómo personas han pagado varias veces el precio de los mismos. ¿La solución? Abra varias cuentas de ahorro. Si puede ponerlas de forma automática será mucho mejor… muchas instituciones financieras y cooperativas ofrecen ese servicio.
A la cuenta de libertad financiera recomiendo ponerle entre 10 y 15% del ingreso neto. Para las demás, divida el monto que necesitará entre los meses que tiene para lograrlo y aliméntela con ese monto, como explico en el libro antes mencionado.

FRASE DE LA SEMANA
“Si puedo pagar una cuota también puedo ahorrar ese monto.”
Diego A. Sosa
Consultor, Coach, Conferencista y Escritor

1 comentario:

La Pianista P dijo...

Los mensajes que nos dejan los escritos de Diego , son muy equilibrados e interesantes en todos los aspectos de nuestra vida ,
Me siento orgullosa de haber sido su profe , que tanto me esforce para que mis alumnos aprendieran
GRACIAS POR SER UNO DE ELLOS Y
PERTENECER A MI GRUPO SELECCIONADO DE MIS AMISTADES
GRACIAS DIEGO
CHAU CHAU